10 Maneras Sorprendentes De Usar Peróxido De Hidrógeno En El Jardín

El peróxido de hidrógeno es conocido como un agente desinfectante y blanqueador para el hogar. Este líquido incoloro tiene una fórmula química (H2O2) similar a la del agua, con sólo un átomo de oxígeno extra, pero es una sustancia combustible y corrosiva, especialmente en concentraciones más altas. Sin embargo, el peróxido de hidrógeno diluido tiene muchos usos en la casa y el jardín debido a sus propiedades antimicrobianas y generadoras de oxígeno.

Aunque el peróxido de hidrógeno disponible comercialmente no puede considerarse orgánico, las plantas y los animales, incluidos los seres humanos, producen naturalmente esta sustancia química en sus células y tejidos. Además, se descompone completamente en agua y oxígeno, por lo que es muy respetuoso con el medio ambiente y seguro para su uso incluso en la jardinería orgánica.

Usted puede comprar su peróxido de hidrógeno de aquí en adelante amazonas.

1. Desinfectar macetas, herramientas e invernaderos

El per√≥xido de hidr√≥geno se utiliza ampliamente en establecimientos m√©dicos y de laboratorio para esterilizar herramientas quir√ļrgicas y superficies de trabajo debido a su actividad antimicrobiana de amplio espectro. Use una soluci√≥n de 6%-9% para desinfectar las bandejas de semillas, macetas y otros recipientes antes de volver a usarlos. Sumerja las herramientas de poda en la soluci√≥n antes de su uso, y entre las plantas, para reducir el riesgo de introducir pat√≥genos en las heridas. Util√≠celo en un pulverizador para desinfectar el aire as√≠ como todas las superficies de los invernaderos.

El peróxido de hidrógeno es efectivo contra la mayoría de los tipos de bacterias, virus y hongos. Puede incluso destruir esporas cuando se aplica a concentraciones superiores al 10%, pero estas soluciones concentradas deben manejarse con extremo cuidado ya que pueden quemar la piel y el tejido vegetal. Sin embargo, se puede utilizar para evitar que el moho y el moho enturbien los cristales de los invernaderos.

2. Desinfectar el medio de cultivo

Es importante utilizar un medio de cultivo est√©ril para el inicio de las semillas y en las bandejas de propagaci√≥n. Puede utilizar arena de r√≠o lavada en lugar de perlita y vermiculita si la desinfecta con per√≥xido de hidr√≥geno. Cuando haga su mezcla para macetas con abono, arena y otros aditivos a√Īadidos a la tierra del jard√≠n, use esta soluci√≥n qu√≠mica para destruir los pat√≥genos del suelo, incluyendo los gusanos nematodos que pueden da√Īar sus plantas.

Remoje completamente la arena o la tierra mezclada con una soluci√≥n de 3% a 6% y c√ļbrala sin apretar con una l√°mina de pl√°stico. La exposici√≥n al producto qu√≠mico altamente oxidante matar√° incluso los huevos de los gusanos. Deje tiempo para la descomposici√≥n completa del producto qu√≠mico, preferiblemente durante la noche, volteando bien la mezcla una o dos veces.

3. Desinfectar las semillas

Los patógenos transmitidos por las semillas pueden matar a las plántulas jóvenes incluso antes de que tengan la oportunidad de arraigarse. Evite esto desinfectando las semillas antes de sembrarlas. Se recomienda remojar en agua oxigenada al 3% calentada a 1400F por 5 minutos para todos los tipos de semillas.

Cuando se hacen brotes para uso personal o comercial, la desinfección de las semillas y de las bandejas de brotes es imprescindible para evitar las enfermedades transmitidas por los alimentos causadas por Salmonella, E. coli, Listeria, etc. Después de 5 minutos de remojo, lave el producto químico colocando las semillas en agua corriente a temperatura ambiente durante un minuto.

4. Acelerar la germinación

Las semillas empapadas en peróxido de hidrógeno diluido germinan más rápido y muestran un crecimiento saludable. Esto se debe al oxígeno liberado cuando el peróxido de hidrógeno se descompone. Dado que la necesidad de oxígeno de las semillas germinadas es muy alta, este suministro adicional de oxígeno es obviamente beneficioso.

Es una buena idea mezclar este producto químico en el suelo cuando se siembran semillas en los lechos del jardín o utilizar una solución débil para regar el lecho durante la primera o las dos primeras semanas después de la siembra. Los jardineros que lo han utilizado avalan su eficacia para favorecer una germinación más rápida de las semillas y un fuerte crecimiento de las plántulas.

5. Impulsar el desarrollo de la raíz

El peróxido de hidrógeno puede ayudar al desarrollo radicular en cualquier etapa del crecimiento, gracias al oxígeno que se genera al descomponerse. La zona de las raíces a menudo se ve privada de oxígeno debido a la compactación del suelo, especialmente en el caso de suelos arcillosos que tienen partículas muy finas.

Mezcle una pinta de peróxido de hidrógeno al 3% en un galón de agua y use esta solución para regar las plantas una vez a la semana, empapando bien la zona de las raíces. Use una solución débil de peróxido de hidrógeno para esquejes de enraizamiento y cuando se planten plantas de raíz desnuda en el jardín.

6. Combatir las infecciones micóticas

Usted puede usar per√≥xido de hidr√≥geno para combatir casi todos los tipos de infecciones f√ļngicas comunes que afectan a las plantas de su jard√≠n. Mezcle 4 cucharadas de per√≥xido de hidr√≥geno al 3% en una pinta de agua tomada en una botella rociadora y √ļsela para rociar plantas en maceta que muestren signos de mildi√ļ polvoriento, √≥xido u otras infecciones mic√≥ticas.

Debido a que este producto qu√≠mico puede quemar los tejidos de las plantas, la diluci√≥n correcta es importante. Una pinta de 3% de H2O2 en un gal√≥n de agua es la dosis est√°ndar para rociar las plantas, pero algunos jardineros insisten en que es seguro usar 6% – 9% de H2O2. Experimente siempre en un √°rea peque√Īa antes de la fumigaci√≥n a gran escala.

7. Prevenir y controlar la pudrición bacteriana

Las infecciones bacterianas a menudo hacen que las frutas, los botones florales, los bulbos y los tubérculos se pudran y se conviertan en un puré líquido. Los cortes y moretones en los tejidos de las plantas son las principales causas de infecciones bacterianas, pero a veces los insectos propagan la enfermedad. Proteger los cultivos rociando una solución de peróxido de hidrógeno. Es una buena idea aplicarla en cortes frescos de ramas de árboles o rociarla después de la poda. Las bombillas y los tubérculos se pueden sumergir en la solución química cuando se preparan para el almacenamiento.

8. Usar como repelente de insectos

El per√≥xido de hidr√≥geno act√ļa como un excelente repelente de insectos, reduciendo dr√°sticamente la poblaci√≥n de plagas en el jard√≠n. Los insectos chupadores de savia son los m√°s afectados, pero la soluci√≥n qu√≠mica puede matar los huevos y las larvas de las polillas y otras plagas da√Īinas con su fuerte efecto oxidante. Es f√°cil de usar, barato y respetuoso con el medio ambiente.

9. En hidroponía y acuapónica

Si usted tiene un sistema hidropónico o acuapónico, la adición de peróxido de hidrógeno al agua los mantendrá saludables. Las raíces de las plantas, así como la vida acuática, aprecian el suministro extra de oxígeno.

El per√≥xido de hidr√≥geno tambi√©n puede prevenir la pudrici√≥n de las ra√≠ces, que es un problema com√ļn en hidropon√≠a. Como se descompone completamente en ox√≠geno y agua sin dejar residuos t√≥xicos, es mucho m√°s seguro que otros antis√©pticos qu√≠micos utilizados para combatir la podredumbre.

10. Asesino de malezas

El per√≥xido de hidr√≥geno a una concentraci√≥n del 10% puede utilizarse como herbicida en lugar de los herbicidas disponibles comercialmente que contienen sustancias qu√≠micas t√≥xicas. Vierta la soluci√≥n sobre las malezas que crecen entre los adoquines de concreto o de losa y sobre el musgo en las aceras de ladrillo. Deje que se queme las hojas y las partes de la planta que se encuentran debajo. La luz solar descompone r√°pidamente el per√≥xido de hidr√≥geno, por lo que las primeras horas de la ma√Īana y las √ļltimas de la noche son las mejores para aplicarlo para una acci√≥n prolongada.

Precaución:

Dado que el peróxido de hidrógeno, a una concentración del 10% y superior, destruye indiscriminadamente todo tipo de vegetación con la que entra en contacto, tenga cuidado cerca de sus plantas. Si accidentalmente salpica en las manos o entra en contacto con los ojos, lávese inmediatamente con abundante agua fría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *