13 Señales de advertencia de bajo nivel de azĂșcar en la sangre y cĂłmo arreglarlo

13 Señales de advertencia de bajo nivel de azĂșcar en la sangre y cĂłmo arreglarlo

Los cambios extremos en los niveles de azĂșcar en la sangre son mĂĄs comunes de lo que usted podrĂ­a pensar, y pueden llevar a problemas graves si no se controlan.

Una revisiĂłn realizada en 2015 encontrĂł que, entre las personas con diabetes tipo 2, los episodios leves de bajo nivel de azĂșcar en sangre ocurren un promedio de 19 veces al año, con casi un episodio grave en promedio anual. Esto era particularmente comĂșn entre los que tomaban insulina.

Afortunadamente, hay varias señales de advertencia de que no todo estĂĄ bien. Aprenda a identificar cuĂĄndo se produce un descenso del nivel de azĂșcar en la sangre y tome medidas para estabilizar los niveles de glucosa por el bien de su salud.

Altos y bajos de azĂșcar en sangre

Nuestros niveles de azĂșcar en la sangre pueden afectar muchos aspectos de nuestro bienestar, tanto mental como fĂ­sico. Pero, ÂżquĂ© es exactamente el azĂșcar en la sangre?

Bueno, despuĂ©s de comer, nuestra comida se descompone en varias partes, una de las cuales es la glucosa (azĂșcar), que se utiliza inmediatamente para obtener energĂ­a o se almacena para su uso posterior. Para que nuestras cĂ©lulas corporales puedan usar la glucosa, debemos producir suficiente insulina, y nuestro cuerpo debe ser capaz de usar esta insulina correctamente. (Los diabĂ©ticos no pueden producir insulina o no pueden usarla correctamente.)

Si nuestros cuerpos no pueden hacer esto, experimentamos fluctuaciones en el nivel de azĂșcar en la sangre. TambiĂ©n podemos experimentar estas fluctuaciones si nos saltamos las comidas, bebemos alcohol con el estĂłmago vacĂ­o, comemos mucha comida chatarra o carbohidratos simples, realizamos mĂĄs actividad fĂ­sica de la que estamos acostumbrados, o como efecto secundario de varios medicamentos.

Si los niveles de azĂșcar en la sangre caen por debajo de 70 mg/dL, se consideran demasiado bajos – una condiciĂłn conocida como hipoglucemia – y pueden causar una variedad de sĂ­ntomas, incluyendo los siguientes 13:

13 Señales de advertencia de bajo nivel de azĂșcar en la sangre

1. Temblores, mareos o mareos

Sentirse tembloroso, mareado o mareado son sĂ­ntomas muy comunes de un nivel bajo de azĂșcar en la sangre, ya que las cĂ©lulas cerebrales tienden a funcionar mal cuando la glucosa en la sangre cae por debajo de un cierto nivel.

De hecho, estas señales son a menudo una de las primeras cosas que usted notarĂĄ – especialmente inmediatamente despuĂ©s de despertarse por la mañana, despuĂ©s de que su cuerpo ha estado ayunando toda la noche. Si experimenta estos sĂ­ntomas, asegĂșrese de sentarse para evitar desmayarse o lesionarse.

2. Sueño perturbado

Una mala noche de sueño es otro sĂ­ntoma comĂșn de la hipoglucemia, especialmente si ocurre alrededor de las 2 a.m. o las 3 a.m., cuando los niveles de azĂșcar en la sangre bajan y el cuerpo no tiene suficientes ĂĄcidos grasos de cadena corta para mantener los niveles adecuados de azĂșcar en la sangre.

Debido a que la glucosa es importante para el funcionamiento del cerebro, el cuerpo a menudo tiene una reacciĂłn de adrenalina en este momento para llevar el azĂșcar en la sangre a niveles normales, lo cual sĂłlo sirve para despertarlo.

Por supuesto, hay muchas otras razones por las que usted puede no estar durmiendo bien – vea aquĂ­ algunos hĂĄbitos comunes que destruyen el sueño.

3. Cambios de humor

Si usted siente la apariciĂłn repentina de nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, impaciencia, enojo, tristeza o cualquier otro cambio en el estado de ĂĄnimo, es posible que sus niveles de azĂșcar en la sangre hayan disminuido.

Los estudios han encontrado que, incluso en personas sanas sin diabetes, se sabe que los episodios de hipoglucemia causan sentimientos de mayor estrés. Y otras investigaciones muestran que, en aquellos con diabetes tipo 1, la hipoglucemia aguda causa mayor ansiedad.

Una vez mĂĄs, estos efectos se reducen a la funciĂłn de la glucosa en la funciĂłn cerebral, por lo que es aĂșn mĂĄs importante que vigile cuidadosamente sus niveles de azĂșcar en la sangre.

4. Hambre repentina e intensa

¿Le golpea regularmente una ola de hambre voraz que parece haber salido de la nada? Probablemente es una señal de que su cuerpo necesita mås glucosa. Esto puede suceder si no ha comido en un tiempo, pero también puede suceder poco después de una comida, especialmente si la comida no contiene carbohidratos complejos (como plåtanos, frijoles, arroz integral, quinua, batata, etc.) que ayudan a proporcionar energía lenta y sostenida de glucosa.

5. Debilidad o fatiga

El cansancio y la baja energĂ­a son señales de que sus niveles de azĂșcar en la sangre han bajado y ocurren porque su cuerpo no tiene suficiente energĂ­a, en forma de glucosa, para satisfacer todas sus necesidades.

Incluso una vez que los niveles de azĂșcar en sangre se restauran despuĂ©s de un episodio hipoglucĂ©mico en pacientes sanos y no diabĂ©ticos, los estudios han encontrado que un estado llamado «cansancio tenso» se ha visto que persiste durante al menos 30 minutos despuĂ©s.

6. Un cambio en la frecuencia cardĂ­aca

El nivel bajo de azĂșcar en la sangre puede hacer que su corazĂłn lata rĂĄpidamente y generalmente estarĂĄ acompañado de temblores, mareos o aturdimiento. Estas son algunas de las primeras señales que hay que tener en cuenta despuĂ©s de una caĂ­da en los niveles de azĂșcar en la sangre.

Pero, si no se trata, la hipoglucemia puede afectar al corazón de otras maneras también. Un ensayo clínico financiado por el gobierno en 2008 encontró que la hipoglucemia puede llevar a ritmos cardíacos lentos y prolongados que alteran el flujo sanguíneo al corazón y pueden resultar en un evento cardiovascular letal.

7. SudoraciĂłn, escalofrĂ­os y clamminess

La sudoraciĂłn casi siempre estĂĄ presente en casos de hipoglucemia. Controlada por el sistema nervioso autĂłnomo, esta transpiraciĂłn excesiva suele producirse de forma repentina y sin previo aviso, independientemente de lo cĂĄlida o frĂ­a que pueda ser la temperatura a su alrededor.

Si sus manos o su cara no se sienten hĂșmedas, revise si hay sudor en la parte posterior de su cuello alrededor de la lĂ­nea del cabello.

8. Dolores de cabeza

Un dolor de cabeza pulsĂĄtil puede indicar que usted tuvo un evento hipoglucĂ©mico mĂĄs temprano en el dĂ­a o que lo ha tenido por algĂșn tiempo. Si esto sucede, coma algo con carbohidratos, como un plĂĄtano o algunas pasas.

TambiĂ©n tendrĂĄ que controlar su afecciĂłn durante todo el dĂ­a porque, si la hipoglucemia ha durado algĂșn tiempo, sus reservas de glucosa se pueden agotar, y es mĂĄs probable que sufra episodios repetidos de hipoglucemia mĂĄs tarde en el dĂ­a.

9. VisiĂłn borrosa o deficiente

Ver visiĂłn doble, o visiĂłn borrosa, es otro sĂ­ntoma comĂșn de una caĂ­da en los niveles de glucosa en sangre. De acuerdo con el autocontrol de la diabetes, esto sucede porque, mientras que el cerebro rutinariamente toma imĂĄgenes de ambos ojos y las formula en una sola imagen, sin suficiente glucosa el cerebro pierde la capacidad de coordinar la visiĂłn. TambiĂ©n es una señal de que usted ha estado hipoglucĂ©mico durante algĂșn tiempo ese dĂ­a y que necesita estar atento a los episodios repetidos.

Aunque puede ser motivo de preocupaciĂłn, Diabetes UK aconseja que su visiĂłn regrese una vez que sus niveles de azĂșcar en la sangre se hayan restaurado a los niveles normales.

10. Lenguaje mal articulado

Es posible que tenga dificultad para pronunciar las palabras si su nivel de azĂșcar en la sangre baja demasiado – ÂĄa menudo puede sonar como si hubiera tenido demasiadas! Es posible que ni siquiera note el cambio, asĂ­ que preste atenciĂłn si otras personas a su alrededor lo señalan.

11. Hormigueo o entumecimiento

El entumecimiento u hormigueo en la cara o las manos son otros sĂ­ntomas que se deben tener en cuenta. Usted puede notar inicialmente que el hormigueo o la sensaciĂłn de entumecimiento se limita a un punto, pero mĂĄs tarde se propaga a otras ĂĄreas.

12. Palidez

Si estĂĄ mĂĄs pĂĄlido de lo normal, o los que le rodean le aconsejan que tome un poco de sol, ÂĄpodrĂ­a ser hasta los niveles de glucosa en la sangre!

13. ConfusiĂłn y problemas cognitivos

Generalmente se cree que la hipoglucemia afecta la cogniciĂłn de varias maneras.

Se ha demostrado que los episodios moderados de hipoglucemia causan dĂ©ficits cognitivos a corto plazo (y aumentan el riesgo de accidentes automovilĂ­sticos). En un estudio de conducciĂłn de vehĂ­culos en personas con diabetes, se demostrĂł que la cogniciĂłn regresaba al punto de partida una vez que los niveles de azĂșcar en sangre volvĂ­an a la normalidad. El tiempo que se tarda en recuperarse cognitivamente puede estar relacionado con la gravedad de la hipoglucemia: ÂĄlas personas con casos graves pueden tardar varios dĂ­as!

También puede tener problemas para encontrar las palabras exactas que estå buscando, y puede tener dificultades para absorber nueva información.

¥Puede que no haya señales de advertencia!

SegĂșn la AsociaciĂłn Americana de Diabetes, muchas personas pueden tener lecturas de glucosa en sangre por debajo de lo normal y no sentir ningĂșn sĂ­ntoma. Conocida como «desconocimiento de la hipoglucemia», es menos probable que las personas que la padecen se despierten del sueño cuando la hipoglucemia ocurre durante la noche. Esta condiciĂłn ocurre mĂĄs comĂșnmente en aquellos que experimentan frecuentemente niveles bajos de azĂșcar en la sangre, o que han tenido diabetes por mucho tiempo.

Sin embargo, los estudios han demostrado que la prevenciĂłn de la hipoglucemia durante varias semanas a veces puede romper este ciclo y restaurar la conciencia de los sĂ­ntomas, de modo que usted sepa cuĂĄndo se estĂĄ quedando sin glucosa y pueda tomar las medidas adecuadas.

Complicaciones derivadas de los bajos niveles de azĂșcar en sangre a largo plazo

Sin tratamiento, esto puede llevar a sĂ­ntomas aĂșn mĂĄs severos, tales como:

  • CoordinaciĂłn deficiente
  • PĂ©rdida del conocimiento
  • Pesadillas o gritos mientras duerme
  • Convulsiones
  • Coma

CĂłmo equilibrar los niveles de azĂșcar en sangre

Como puede ver, los bajos niveles de azĂșcar en la sangre tienen consecuencias de gran alcance para su salud general y su sentido de bienestar.

Por eso es tan importante tratar el nivel bajo de azĂșcar en la sangre inmediatamente para evitar efectos graves a largo plazo. Aunque ciertos incidentes hipoglucĂ©micos rara vez producen sĂ­ntomas graves (como los que resultan del ejercicio varias horas despuĂ©s de una comida), los que tienen otras causas -incluidas las de enfermedades subyacentes- son mĂĄs graves y deben ser tratados por un mĂ©dico.

Si usted estĂĄ sufriendo de bajo nivel de azĂșcar en la sangre, ademĂĄs de consultar a su mĂ©dico, debe aprender a mantener un nivel de azĂșcar en la sangre equilibrado, ya que es una de las cosas mĂĄs importantes que puede hacer por su mente y su cuerpo.

Una vez que conozca los secretos para lograr este equilibrio, podrĂĄ disfrutar de un mejor estado de ĂĄnimo y concentraciĂłn, mayores niveles de energĂ­a y mantener un peso saludable. AsĂ­ que aquĂ­ estĂĄn – los 10 secretos que necesita saber para equilibrar su nivel de azĂșcar en la sangre!


Deja un comentario

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *