5 Razones Respaldadas por la Ciencia para Dormir en un Cuarto Fresco (y 5 Maneras de Enfriar su Recámara)

¿Tienes ganas de irte a la cama? ¿A tu cama acogedora y a tus cobijas calientes? La mayoría de la gente respondería que sí a esto. Aunque tengamos ganas de dormir, la mayoría de nosotros no dormimos lo suficiente cada noche. Dormir es tan esencial para el bienestar como comer sano y hacer ejercicio.

Aunque hay muchas razones por las que a menudo no dormimos lo suficiente, una cosa en la que no has pensado mucho es en la temperatura de tu habitación. Lo creas o no, es mejor dormir en una habitación fresca. Según el Dr. Christopher Winter, Director Médico de Neurología y Medicina del Sueño de Charlottesville, la temperatura óptima para una buena noche de sueño debe estar entre 60 y 67 grados F. Si la temperatura se eleva por encima de 75 grados o por debajo de 54 grados puede causar una gran interrupción en los patrones de sueño.

He aquí cinco razones por las que debería dormir en una habitación fresca:

  • Dormirse más rápido: Una habitación fresca le ayudará a dormirse más cómoda y rápidamente. Si su habitación está demasiado caliente o demasiado fría, su cuerpo desperdiciará energía tratando de regularla. Esto te mantendrá dando vueltas y vueltas.
  • Luzca su mejor aspecto : Dormir en una habitación fresca ayuda al cuerpo a liberar melatonina, una hormona esencial contra el envejecimiento.
  • Manténgase delgado: Lo creas o no, dormir en una habitación fresca puede ayudarte a mantener a raya la grasa obstinada. En un estudio de 4 meses, se encontró que dormir en una habitación de 66 grados le ayudó a quemar más calorías mientras estaba despierto activando la grasa marrón, también conocida como grasa buena, en el cuerpo. Mientras más grasa marrón tenga, más calorías quemará. Esto ayuda a reducir el riesgo de enfermedades metabólicas como la diabetes.
  • Permanece dormido: ¿Revuelve y da vueltas por la noche? Las investigaciones demuestran que si usted se queda dormido en una habitación más fresca, es más probable que se quede dormido.
  • Despertar refrescado: Cuando se duerme en una habitación fresca, es probable que se despierte refrescado y con energía. Una habitación demasiado caliente le dejará aturdido y le hará más difícil levantarse.

Cinco maneras de mantener su habitación fresca por la noche:

  1. Use un ventilador de piso para hacer circular el aire. Los mejores fans son los que rotan.
  2. Los ventiladores de techo funcionan muy bien para mantener una habitación fresca. Instale uno directamente encima de su cama para obtener los mejores resultados.
  3. Mantenga la ventana abierta, incluso durante el invierno.
  4. Mantenga sus persianas cerradas durante el día, especialmente si sus ventanas dan al sur.
  5. Reemplace la alfombra en su dormitorio con madera dura o azulejos. Estos tipos de revestimientos de suelo permiten una buena circulación de aire. Las alfombras, por otro lado, atrapan el calor y se interponen en el camino de la circulación.

Otros consejos para mantenerse fresco:

  • Ponga su sábana superior en una bolsa y congélela.  Póntelo justo antes de irte a la cama.
  • Mantén los pies fuera de las sábanas.
  • Duerma desnudo – cuanta menos ropa tenga, menos aislamiento y más frío estará.
  • Remoje su sábana superior en agua fría y recójala muy bien. Mientras se seca, absorberá el calor.
  • Mantenga un poco de agua helada cerca de su cama. Si se despierta y siente calor, tome un sorbo.
  • Use sábanas de algodón orgánico. Las láminas sintéticas o de poliéster no permiten que la piel respire.
  • Pinta tu habitación con colores calmantes. Los blancos, azules y verdes son calmantes y promueven la relajación. Los colores rojos y anaranjados pueden excitar y deben evitarse en el dormitorio.

Leer Siguiente: 12 plantas de dormitorio para ayudarle a dormir mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *