7 Razones para dejar de usar el jabón antibacteriano

Cuando compra productos de cuidado personal como jab√≥n o jab√≥n para el cuerpo, ¬Ņbusca art√≠culos que est√©n etiquetados como ¬ęantibacterianos¬Ľ con la creencia de que mantendr√°n a su familia m√°s segura? ¬ŅCree que le ayudar√°n a reducir su riesgo de enfermarse, infectarse o propagar g√©rmenes?

Casi todo el mundo es consciente de la importancia de lavarse las manos con jab√≥n para evitar la propagaci√≥n de g√©rmenes, por lo que parece l√≥gico que el uso de un jab√≥n antibacteriano, tambi√©n conocido como jab√≥n matag√©rmenes, haga un trabajo a√ļn mejor. La realidad es que eso no s√≥lo es totalmente falso, sino que los jabones antibacterianos, incluidos los desinfectantes para manos y similares, pueden incluso ser muy peligrosos.

Esto no es algo nuevo, de hecho, los estudios han estado revelando los peligros del jab√≥n antibacteriano durante a√Īos. En 2005, los investigadores encontraron que el agente antibacteriano conocido como triclos√°n reacciona con el agua clorada para producir cloroformo, que es un carcin√≥geno conocido. Desde 1978, la FDA incluso public√≥ un borrador que establec√≠a que el triclos√°n ¬ęno era generalmente reconocido como seguro y efectivo¬Ľ.

Sin embargo, d√©cadas m√°s tarde, el triclos√°n todav√≠a se incluye en una amplia gama de productos de consumo. La investigaci√≥n ha encontrado que alrededor del 75 por ciento de los jabones l√≠quidos antibacterianos y el 30 por ciento de las barras los usan como ingrediente activo. El medicamento, que originalmente se usaba estrictamente en entornos hospitalarios, fue adoptado por los fabricantes de jabones y otros productos para el hogar durante la d√©cada de 1990, y con el tiempo se convirti√≥ en una industria cuyo valor se estima en 1.000 millones de d√≥lares. Aunque se encuentra m√°s com√ļnmente en los jabones, se incluye en todo, desde cosm√©ticos y pasta de dientes hasta ropa y utensilios de cocina, e incluso se encuentra en los juguetes. Debido a esto, la exposici√≥n a largo plazo de las personas al triclos√°n es m√°s alta de lo que se pensaba, lo que suscita preocupaci√≥n acerca de los riesgos potenciales asociados con el uso de este ingrediente durante toda la vida.

He aquí un análisis más detallado de por qué necesita dejar de usar todos esos productos antibacterianos.

7 Razones para dejar de usar jabones antibacterianos

1. Resistencia a los antibióticos

Usted probablemente ha o√≠do hablar del uso excesivo de antibi√≥ticos, que se dice que est√° causando el aumento de ¬ęsuperbacterias¬Ľ resistentes a los antibi√≥ticos. Los productos antibacterianos causan el mismo problema. Tienen el potencial de crear bacterias resistentes a los antibi√≥ticos. Cuando los antibi√≥ticos se usan mucho, pueden causar resistencia, la cual se dice que es el resultado de un peque√Īo subconjunto de una poblaci√≥n de bacterias con una mutaci√≥n aleatoria que le permite sobrevivir a la exposici√≥n al triclos√°n. Cuando ese producto qu√≠mico se usa con suficiente frecuencia, mata a otras bacterias, mientras permite que este subconjunto resistente prolifere. Cuando esto sucede a una escala lo suficientemente amplia, puede esencialmente hacer que ese qu√≠mico sea in√ļtil contra esa cepa particular de bacterias.

Es este mismo tema el que ha sido llamado por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, una ¬ęamenaza a la seguridad sanitaria mundial¬Ľ. Ciertas especies de bacterias, especialmente el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, o SARM, incluso han adquirido resistencia a una serie de medicamentos diferentes, lo que complica a√ļn m√°s los esfuerzos para controlar y tratar las infecciones a medida que se propagan.

Allison Aiello, epidemi√≥loga de la Facultad de salud p√ļblica de la Universidad de Michigan, explic√≥ a Scientific American : ¬ęEl triclos√°n tiene un blanco inhibidor espec√≠fico en bacterias similar a algunos antibi√≥ticos. Cuando las bacterias se exponen al triclos√°n por largos per√≠odos de tiempo, pueden surgir mutaciones gen√©ticas. Algunas de estas mutaciones confieren a la bacteria resistencia a la isoniazida, un antibi√≥tico utilizado para tratar la tuberculosis, mientras que otros microbios pueden sobrecargar sus bombas de flujo: m√°quinas de prote√≠nas en la membrana celular que pueden escupir varios tipos de antibi√≥ticos, anot√≥¬Ľ.

2. No es más eficaz que el jabón tradicional

Las compa√Ī√≠as que comercializan estos productos antibacterianos dicen que matan los g√©rmenes para romper el c√≠rculo de infecci√≥n y no causan resistencia bacteriana. Pero muchos expertos y grupos, como la Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology en Washington, D.C., dicen que eso es simplemente una t√°ctica de marketing.

El epidemi√≥logo Robert Sharbaugh dijo a ABCNews: ¬ęEstos productos implican que reducen el riesgo de infecci√≥n, lo que es totalmente falso. Hay una creencia err√≥nea de que si usted usa esto, reducir√° enfermedades como los resfriados. Es una locura porque muchas de estas enfermedades son virales¬Ľ.

Varios estudios, como los publicados en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy tambi√©n lo han demostrado. Observando la efectividad de los jabones antibacterianos, encontraron que no hab√≠a ¬ęninguna diferencia significativa¬Ľ y que el jab√≥n antimicrobiano era ¬ęno m√°s efectivo que el jab√≥n com√ļn¬Ľ para prevenir las enfermedades infecciosas. Como Sharbaugh se√Īal√≥, la mayor√≠a de las enfermedades son causadas por virus, no por bacterias, por lo que usar jab√≥n antibacteriano no tiene sentido, por no mencionar que es potencialmente da√Īino.

¬ęSospecho que hay muchos consumidores que asumen que al usar un producto de jab√≥n antibacteriano, se est√°n protegiendo de enfermedades, protegiendo a sus familias¬Ľ, dijo a Associated Press Sandra Kweder, subdirectora del centro de medicamentos de la FDA. ¬ęPero no tenemos ninguna prueba de que eso sea as√≠ con agua y jab√≥n¬Ľ.

Aunque los fabricantes dicen que tienen evidencia de que el triclos√°n funciona, se dice que el desacuerdo proviene del uso de varios m√©todos de prueba – pruebas que miden estrictamente el n√ļmero de bacterias en las manos despu√©s de usar jab√≥n, muestran que el jab√≥n con triclos√°n mata un poco m√°s que los convencionales, pero no se ha encontrado que reduzca los √≠ndices de infecci√≥n. Hasta la fecha, el an√°lisis de los beneficios para la salud del triclos√°n no ha encontrado pruebas de que su uso pueda reducir la transmisi√≥n de infecciones gastrointestinales o respiratorias. Los expertos creen que esto podr√≠a deberse a que los jabones antibacterianos se dirigen espec√≠ficamente a las bacterias, pero no a los virus, que son responsables de la mayor√≠a de las gripes y resfriados estacionales.

3. Alteradores endocrinos

Los son numerosos peligros potenciales que vienen con el uso de triclos√°n adem√°s de los problemas mencionados anteriormente. Tambi√©n es un disruptor endocrino, lo que significa que interfiere con importantes funciones hormonales, que pueden afectar directamente a los sistemas inmunol√≥gico y reproductivo, as√≠ como al cerebro. Se ha descubierto que esta sustancia qu√≠mica altera la testosterona, la regulaci√≥n de la tiroides y el estr√≥geno, que puede crear m√ļltiples problemas, como mala calidad del esperma, pubertad precoz, infertilidad, obesidad y c√°ncer. Varios estudios han demostrado que en ranas, ratas y otros animales, que puede interferir con la regulaci√≥n de la hormona tiroidea en el cuerpo. Los investigadores creen que puede deberse a que se parece tanto a la hormona que puede unirse a sus sitios receptores.

Los impactos de la exposici√≥n prolongada al triclos√°n durante el desarrollo fetal, la infancia y la ni√Īez pueden ser bastante severos, y resultar en da√Īo permanente.

Mientras que estos efectos potencialmente da√Īinos han sido mostrados en estudios en animales como el mencionado, y la FDA dice que no siempre son indicativos de lo que le suceder√° a los humanos, incluso han recomendado revisar los riesgos m√°s a fondo y han dicho que los consumidores preocupados deben buscar en su lugar jab√≥n regular.

4. Impacto negativo en el medio ambiente

Los jabones antibacterianos tambi√©n son perjudiciales para el medio ambiente y, debido a que utilizamos mucho jab√≥n antibacteriano, una gran cantidad de triclos√°n se vierte por el desag√ľe. Se ha descubierto que el producto qu√≠mico crea dioxinas cuando se expone a la luz solar y al cloroformo y contin√ļa acumul√°ndose en el medio ambiente. Se ha detectado despu√©s del tratamiento en plantas de tratamiento de aguas residuales, y los estudios del Servicio Geol√≥gico de los Estados Unidos lo han descubierto con frecuencia en arroyos y otros cuerpos de agua. Una vez en el medio ambiente, puede alterar la capacidad de las algas para realizar la fotos√≠ntesis.

Investigadores de la Escuela de Salud P√ļblica John Hopkins Bloomberg descubrieron que despu√©s de tirar los productos antibacterianos por el desag√ľe, cerca de 75 compuestos perfectos de triclos√°n y triclocarb√°n sobreviven al tratamiento en las plantas de aguas residuales. Terminan en las v√≠as fluviales, en los lodos esparcidos en los campos agr√≠colas, y posiblemente tambi√©n en los productos, informa environmentalhealth.ca.

El Dr. Rolf Halden, Ph.D., autor principal del estudio, dijo, ¬ę…producimos en masa y usamos un producto qu√≠mico t√≥xico que la Administraci√≥n de Drogas y Alimentos (FDA) ha determinado que no tiene ning√ļn beneficio cient√≠ficamente comprobado…cuando tratamos de hacer lo correcto reciclando los nutrientes contenidos en los bios√≥lidos, terminamos esparciendo un conocido t√≥xico reproductivo en el suelo donde cultivamos nuestros alimentos. El estudio muestra lo importante que es.

5. Aumentar el riesgo de alergias

Una de las teor√≠as que explican por qu√© el caso de las alergias ha ido en aumento es que nuestro ¬ęentorno excesivamente higienizado¬Ľ est√° perjudicando el desarrollo de nuestro sistema inmunol√≥gico. La investigaci√≥n publicada en el Journal of Allergy and Clinical Immunology ampli√≥ esa teor√≠a al mostrar que el triclos√°n que se encuentra com√ļnmente en los productos antibacterianos causa mutaciones, lo que puede conducir a alergias alimentarias.

B√°sicamente, la raz√≥n de la asociaci√≥n entre los jabones antibacterianos y las alergias tiene que ver con la hip√≥tesis de la higiene, una teor√≠a sobre c√≥mo se desarrolla el sistema inmunol√≥gico y c√≥mo reacciona ante los ataques. Algunos cient√≠ficos piensan que la obsesi√≥n moderna de nuestra sociedad por la limpieza, que incluye un estilo de vida excesivamente higienizado que nos mantiene aislados de la mayor√≠a de los g√©rmenes que pueden enfermarnos y el uso excesivo de productos de limpieza antibacterianos, ha causado que nuestros sistemas inmunol√≥gicos se vuelvan hipersensibles a los ataques externos de todo tipo, ya sean da√Īinos o beneficiosos. Adem√°s, como las generaciones m√°s j√≥venes han crecido en ambientes relativamente est√©riles y limpios, los investigadores argumentaron que sus sistemas inmunol√≥gicos no han sido desafiados lo suficiente como para responder a las bacterias y los virus, lo que los lleva a reaccionar de manera exagerada a prote√≠nas comunes como las que se encuentran en los alimentos, la hierba y el polvo, lo que resulta en alergias.

6. Deterioro de la función muscular

Investigaciones de la Universidad de California, Davis, publicadas en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, tambi√©n mostraron evidencia de que el triclos√°n interfiere con las contracciones musculares en las c√©lulas humanas, as√≠ como con la actividad muscular en los pececillos y ratones. En los ratones, la funci√≥n del m√ļsculo cardiaco se redujo en hasta 25 por ciento tras la exposici√≥n a una sola dosis de triclos√°n, y su fuerza de agarre se redujo en hasta 18 por ciento.

En el experimento, los pececillos se utilizaron para imitar el efecto del triclosán en los ambientes marinos. Después de estar expuestos a concentraciones de triclosán equivalentes a las que se pueden encontrar en la naturaleza durante un período de 7 días, eran nadadores significativamente peores que los pececillos que no habían estado expuestos al triclosán y eran menos efectivos en las pruebas de natación que simulaban el acto de evadir a un depredador.

Los expertos dicen que la razón que es especialmente preocupante es que otros hallazgos han demostrado que la sustancia química puede penetrar la piel y entrar en el torrente sanguíneo mucho más fácilmente de lo que se pensaba anteriormente. Además, una encuesta realizada en 2008 descubrió triclosán en la orina de 75 por ciento de los que se sometieron a la prueba.

7. Cambios en las bacterias intestinales

Seg√ļn una investigaci√≥n publicada recientemente en la revista Science , el triclos√°n tambi√©n puede estar afectando las tripas de las personas. Escrito por acad√©micos de la Universidad de Chicago, la investigaci√≥n se centr√≥ en los efectos menos conocidos de la exposici√≥n al triclos√°n sobre las bacterias intestinales. √öltimamente, muchas investigaciones han demostrado c√≥mo las bacterias intestinales pueden controlar todos los aspectos de nuestras vidas, ya que nuestros cuerpos son m√°s bacterianos que los humanos, con un n√ļmero diez veces mayor de c√©lulas bacterianas que las c√©lulas humanas. ¬†

Perturbar el microbioma humano se ha ¬ęrelacionado con una amplia gama de enfermedades y trastornos metab√≥licos, entre ellos la obesidad, la enfermedad intestinal inflamatoria (EII), el s√≠ndrome del intestino irritable (SII) y los trastornos conductuales y metab√≥licos¬Ľ, escribieron los autores del art√≠culo, Alyson L. Yee y Jack A. Gilbert.

La generaci√≥n actual de ni√Īos tiene un tercio menos de variedad de bacterias intestinales en comparaci√≥n con nuestra generaci√≥n y, especialmente, las generaciones de padres y abuelos informan que Wellness Mama.

Lo que esto significa para usted, es que el uso de triclos√°n puede tener a√ļn m√°s efectos de gran alcance en su salud, ya que la protecci√≥n cuidadosa del bioma intestinal es vital para mantener la salud y revertir el camino de la enfermedad en que se encuentra nuestro mundo.

La línea inferior

El biólogo molecular John Gustafson de la Universidad Estatal de Nuevo México en Las Cruces le dijo al Scientific American que estas sustancias realmente pertenecen a hospitales y clínicas, no a los hogares de personas sanas. Es hora de dejar esos jabones antibacterianos Рuna buena higiene a largo plazo significa usar jabón regular, no antibacteriano, coinciden unánimemente los expertos. La principal manera de evitar enfermarse es lavarse las manos tres veces al día y evitar tocar las membranas mucosas.

Cuando compre cualquier producto para el hogar o para el cuidado personal, revise la etiqueta – si contiene triclos√°n, devu√©lvalo a su lugar. O, mejor a√ļn, haga sus propios productos en casa usando ingredientes naturales – existen innumerables recetas efectivas que beneficiar√°n su salud en lugar de perjudicarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *