Coma estos alimentos para aumentar su memoria y mejorar su cerebro

Cada vez hay más pruebas de que somos lo que comemos. Con la pérdida de memoria debido a la demencia y el Alzheimer en aumento, es imperativo que nuestra dieta incluya alimentos que aumenten el poder cerebral y la memoria.

Se puede argumentar que la mayor esperanza de vida de la que disfruta nuestra generación, gracias a los avances en la atención médica, es responsable del reciente aumento de la pérdida de memoria relacionada con la edad.

Podría haber algo de verdad en eso, pero lo que es bastante alarmante es que estas enfermedades neurodegenerativas están apareciendo a una edad mucho más temprana. No hay duda de que nuestra dieta moderna, que consiste principalmente en alimentos altamente refinados y procesados, es, al menos en parte, la culpable.

Aqu√≠ hay algunos alimentos naturales que estimulan el cerebro y mejoran la memoria que usted puede hacer parte de su dieta regular. No s√≥lo mejorar√°n su memoria, sino que tambi√©n lo convertir√°n en una persona m√°s saludable. Como dicen en la filosof√≠a detr√°s del yoga, ¬ęuna mente sana reside en un cuerpo sano¬Ľ.

Granos sin gluten incluyendo mijo, quinua, arroz integral, alforfón

Los granos son principalmente carbohidratos, el macronutriente m√°s f√°cil de digerir y asimilar por el organismo en forma de glucosa y otros az√ļcares simples. Normalmente, la glucosa es el √ļnico combustible que las c√©lulas cerebrales pueden usar; y requieren un suministro constante de ella para funcionar correctamente.

El cerebro est√° casi totalmente compuesto de c√©lulas nerviosas o neuronas que consumen el doble de la cantidad de energ√≠a requerida por otras c√©lulas del cuerpo. No se les puede culpar porque siempre est√°n trabajando, enviando y recibiendo constantemente un flujo constante de se√Īales el√©ctricas.

Con un peso aproximado de 3 libras, el cerebro humano constituye sólo el 2% de la masa media del cuerpo humano, pero engulle el 20% de la energía generada. Sin embargo, se encuentra en un estado constante de inanición.

Una dieta rica en carbohidratos complejos es la mejor para su funcionamiento √≥ptimo porque lo que el cerebro necesita es un flujo constante de glucosa. Los picos aleatorios en el suministro no bastar√°n. Pero eso es exactamente lo que sucede cuando consumimos az√ļcares refinados. De hecho, las oleadas repentinas llevan a las c√©lulas cerebrales a un estado de excitaci√≥n y luego las matan, como lo hacen los narc√≥ticos. Es por eso que el az√ļcar blanco se llama el nuevo opio.

Los carbohidratos complejos en los granos sin gluten están ligados a la fibra que retrasa su digestión. Aunque la digestión de los carbohidratos comienza en la boca con la enzima ptialina (también llamada amilasa salival), sólo se completa en el intestino delgado.

Nueces y semillas de √°rboles

Los frutos secos y las semillas son las fuentes más concentradas de nutrientes en el mundo vegetal. Son ricos en grasas poliinsaturadas beneficiosas y contienen cierta cantidad de proteínas vegetales, minerales y vitaminas. Veamos cómo pueden ayudar a aumentar el poder cerebral.

La vitamina E soluble en grasa en las nueces siempre se atribuye a sus efectos beneficiosos en el cerebro, pero eso es sólo una parte de la historia. La vitamina E es de hecho buena para el cerebro porque es un poderoso antioxidante que fácilmente absorbería todos los radicales libres que causan estragos en el cerebro. Pero las grasas en sí mismas son más importantes para la salud cerebral.

A nivel celular, el cerebro está compuesto casi en su totalidad de grasas estructurales, así como de grasas funcionales esenciales para los procesos metabólicos dentro de la célula y la comunicación entre las células. Todas las fibras nerviosas están protegidas por una capa de grasa llamada vaina de mielina.

Así que no es difícil ver por qué un suministro constante de grasas buenas, como los omega-6 y omega-3 que se encuentran en abundancia en las nueces y algunas semillas beneficiarían al cerebro y al sistema nervioso.

Las grasas saludables para el cerebro se pueden obtener de una onza de almendras, nueces, nueces, nueces de nogal, avellanas o anacardos, pero las dos primeras son particularmente √ļtiles para mejorar la memoria y prevenir las enfermedades neurodegenerativas.

Save He aqu√≠ una antigua receta para la energ√≠a de la memoria: Remoje 10 almendras durante la noche en una taza de agua y c√≥malas por la ma√Īana junto con el agua en la que fueron remojadas. En algunas culturas asi√°ticas, esto se da tradicionalmente a los estudiantes para garantizar su excelencia en el rendimiento acad√©mico.

Las nueces están en el candelero desde que se ha indicado que una dieta rica en nueces puede retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer, si no prevenirla. Todas las nueces contienen ácidos grasos poliinsaturados del tipo omega-6, pero las nueces son particularmente ricas en el ácido graso omega-3 llamado ácido alfa-linolénico o ALA. De hecho, las nueces son una de las pocas fuentes vegetales de ALA.

Nuestro cuerpo puede utilizar ALA para producir otros dos √°cidos grasos esenciales llamados √°cido eicosapentaenoico (EPA) y √°cido docosahexaenoico (DHA) importantes para la salud y el funcionamiento del cerebro.

Las nueces se comen mejor crudas, pero se pueden asar ligeramente para realzar su sabor. No los ases ni los frías a fuego alto; estropeará las grasas buenas y otros nutrientes.

Algunas nueces pueden no estar disponibles crudas porque se estropean muy r√°pido una vez sacadas de sus c√°scaras duras. Compre los tostados si es necesario, pero evite las nueces saladas; no son mejores que la comida r√°pida.

¬ŅQuieres probar las almendras crudas? Usted puede recoger una bolsa grande de aqu√≠ en Amazon por un precio muy razonable.

Las semillas oleaginosas que tienen un efecto beneficioso similar en el cerebro incluyen semillas de girasol, semillas de sésamo, semillas de girasol y cacahuetes (sí, los cacahuetes son semillas, no nueces). Use estas semillas generosamente en ensaladas y como condimentos. Las semillas de lino, en particular, son ricas en omega-3, pero deben usarse recién molidas.

Pescados grasos como el salmón salvaje, las sardinas y el arenque

El pescado como alimento para el cerebro no necesita introducción. Los pescados grasos como el salmón, las sardinas y el arenque son ricos en ácidos grasos esenciales, particularmente el ácido docosahexaenoico (DHA) y el ácido eicosapentaenoico (EPA) mencionados anteriormente. Lo que le da al pescado graso una ventaja sobre las fuentes vegetales de omega-3 es que estos dos ácidos esenciales se encuentran en su forma fácilmente utilizable en el pescado.

Cuando se depende de fuentes vegetales, hay que sintetizarlas a partir de su precursor ALA. Además, la biodisponibilidad de los nutrientes de origen animal es siempre mayor en comparación con las fuentes vegetales por la sencilla razón de que ya son componentes del tejido animal, que es muy similar al nuestro.

Se ha demostrado que los beb√©s cuyas madres recibieron suplementos de EFA y DHA durante el embarazo desarrollaron una mejor capacidad de procesamiento mental que sus pares a los 4 a√Īos de edad. Los ni√Īos preescolares que ten√≠an dietas altas en estos √°cidos grasos no s√≥lo ten√≠an un mejor desempe√Īo acad√©mico, sino que tambi√©n parec√≠an prevenir el trastorno por d√©ficit de atenci√≥n e hiperactividad (TDAH). La caballa, el at√ļn y el anjova tambi√©n son buenos. Cuando reduzca la carne en su dieta debido a las altas cantidades de grasas saturadas y colesterol en ellas, sustit√ļyala por pescado. Es una muy buena fuente de prote√≠nas y un almac√©n de minerales.

Aguacates y granadas

No hay dos frutas que puedan ser tan diferentes como estas, pero ambas se encuentran en esta lista por sus beneficios para la salud cerebral, aunque de maneras completamente diferentes. La carne de aguacate, cremosa y con sabor a nuez, est√° llena de buenas grasas monoinsaturadas. Estas grasas ayudan a reducir el colesterol ¬ęmalo¬Ľ que se deposita en la pared arterial, obstruyendo los vasos sangu√≠neos y reduciendo el flujo sangu√≠neo. Incluir aguacate en la dieta puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular. Es una buena fuente de √°cido f√≥lico, cuya deficiencia se sabe que empeora la capacidad cognitiva de las personas con Alzheimer.

Una ventaja de los aguacates es que todavía están disponibles Рy son ampliamente utilizados Рcomo un alimento entero, no frito, asado, jugoso o procesado de alguna otra manera por su bondad natural. Y es tan versátil que no tendrá dificultad para comer una porción (medio aguacate) todos los días.

La granada, con sus granos de frutas rojas brillantes que rebosan de jugo dulce y ácido con un toque de astringencia, contiene taninos que son agentes antiinflamatorios. Tienen una capacidad antioxidante equivalente a la de las vitaminas A y E. Los taninos pueden reducir la carga de radicales libres y la inflamación en el cerebro. Otra forma en que pueden mejorar la salud cerebral es aumentando el suministro de oxígeno al cerebro.

Originaria de Oriente Medio, la granada se ha utilizado tradicionalmente como purificador de la sangre y para aumentar la circulación. Ahora se ha demostrado científicamente que aumentan el flujo sanguíneo arterial, particularmente en la arteria carótida que suministra sangre oxigenada al cerebro.

Trate de obtener estos beneficios al comer granadas frescas, aunque pueden parecer demasiado complicadas y desordenadas para cortarlas y comerlas. No se puede garantizar que el jugo empacado que contiene az√ļcares a√Īadidos, y qu√© m√°s, tenga los mismos beneficios para la salud que el verdadero.

Bayas

Las bayas son sin duda la forma más sabrosa de prevenir la pérdida de memoria y el declive cognitivo. Las bayas de colores son depósitos de compuestos fenólicos antioxidantes y antiinflamatorios. Las bayas azules, moradas y rojas como los arándanos, las moras, las frambuesas, las fresas, las grosellas y los arándanos son fuentes ricas en antocianinas. Por si no lo sabías, los tomates también son bayas; y son ricos en licopeno, un carotenoide que es un excelente antioxidante y eliminador de radicales libres.

Los radicales altamente reactivos se forman en el cuerpo como subproductos metab√≥licos o a trav√©s de da√Īos por radiaci√≥n como en el caso de la exposici√≥n a los rayos UV. Pueden causar envejecimiento de las c√©lulas y muerte celular prematura. Los antioxidantes reaccionan con los radicales libres, neutraliz√°ndolos en el proceso. En lo que respecta al cerebro, pueden ayudar a retrasar el inicio de la p√©rdida de memoria relacionada con la edad. Los ar√°ndanos, en particular, se consideran un superalimento por su potencial para reducir el riesgo de demencia y Alzheimer.

Té

Esta bebida ligera es la mejor bebida para animarte cuando tu cerebro se vuelve lento. Tiene muchos polifenoles antioxidantes, particularmente catequinas que pueden ayudar a mejorar la circulación y reducir la fatiga mental. El té recién hecho, ya sea verde, blanco o negro, puede darle estos beneficios.

Aunque el té contiene cafeína, una porción típica de 8 onzas contiene aproximadamente 80 mg o menos, mientras que la misma cantidad de café contiene más de 110 mg. Más de 1,000mgs de cafeína al día se considera sobredosis, pero la dosis tóxica es de 10gms al día. Por lo tanto, es perfectamente seguro tomar de 2 a 3 tazas al día. Al ser un estimulante del sistema nervioso central, puede energizar el cerebro y mejorar la agudeza mental, la concentración y la memoria.

Hierbas y especias

Estos se utilizan en cantidades muy peque√Īas para mejorar el sabor de los alimentos, pero contienen aceites vol√°tiles poderosos que pueden interactuar con nuestros √≥rganos sensoriales y las v√≠as hormonales. En muchos casos, inhalar su olor es suficiente para aumentar la lucidez mental, mejorar la concentraci√≥n y mejorar la memoria y la cognici√≥n. Por ejemplo, el romero utilizado en la cocina puede ayudar a mejorar la funci√≥n cognitiva y la memoria incluso antes de que se pruebe el plato, ya que el revestimiento nasal absorbe directamente las part√≠culas vol√°tiles de aceite. Alternativamente, puede difundir unas gotas de aceite esencial de romero en un difusor de aromaterapia para experimentar los beneficios del romero que mejoran la memoria.

La canela est√° siendo estudiada extensamente por su efecto positivo en las personas que sufren de Alzheimer. La salvia, el tomillo, el comino, la pimienta negra, el clavo, la nuez moscada y la c√ļrcuma son algunas de las especias que muestran un poder que mejora la memoria. Cuando se trata de especias, un poco sirve de mucho, as√≠ que √ļselas con moderaci√≥n.

Chocolate

El chocolate no es exactamente un alimento entero; se procesa a partir de las semillas tostadas de la planta de cacao. Pero es injusto mantenerlo fuera de la lista de alimentos para el cerebro, ya que se ha comprobado que tiene poder para mejorar la memoria. Quiz√°s es mejor consumirlo en forma de chocolatl, la bebida picante de los aztecas que primero descubrieron los beneficios del grano de cacao, pero lo mejor que podemos hacer es incluir algo de chocolate negro en nuestra dieta diaria. No ser√° tan sabroso como el chocolate con leche, por supuesto, pero es mejor saltarse todo ese az√ļcar e ir a por el verdadero.

Son los flavonoides del cacao, especialmente la epicatequina, los que podrían estar ayudando a mejorar la memoria. Puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular. En un estudio experimental en el que se administraron flavonoides de cacao a los sujetos durante 3 meses, se observó una mejora significativa en la memoria. Las exploraciones cerebrales mostraron un aumento de la actividad en el giroscopio dentado del hipocampo que está asociada con la memoria y la memoria.

La epicatequina es un antioxidante fuerte con beneficios cardiovasculares significativos, como relajar los vasos sanguíneos, mejorar la circulación y reducir la agregación plaquetaria. La teobromina, el alcaloide del chocolate que le da el sabor amargo, también tiene un efecto similar sobre los vasos sanguíneos y la circulación. Es un estimulante suave capaz de aumentar la agudeza mental, como la cafeína.

Dieta equilibrada

Nuestra salud física en general definitivamente tiene que ver con nuestra capacidad cerebral y nuestra memoria. Teniendo esto en cuenta, todos los alimentos que mejoran la memoria deben tomarse en cantidades óptimas como parte de una dieta saludable y bien balanceada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *