CĂłmo dejar el azĂșcar: 10 trucos de un ex-adicto al azĂșcar

CĂłmo dejar el azĂșcar: 10 trucos de un ex-adicto al azĂșcar

Dejar el azĂșcar es una de las mejores cosas que puede hacer para mejorar su salud.  ( Si aĂșn no lo has leĂ­do, asegĂșrate de leer nuestro post anterior: 10 razones convincentes para dejar el azĂșcar, ÂĄahora mismo! )

TambiĂ©n es una de las mĂĄs difĂ­ciles. El azĂșcar es adictivo y la mayorĂ­a de nosotros hemos estado enganchados a Ă©l desde la infancia. Tomar la decisiĂłn de unirse al movimiento para dejar el azĂșcar es el primer paso en un camino largo y difĂ­cil. Ahora estoy a punto de darte 10 mĂĄs.

Los siguientes son mis 10 trucos mĂĄs efectivos que utilicĂ© cuando logrĂ© romper mi propia adicciĂłn al azĂșcar hace 10 años.

1. Bucear en Head-First

No planees hacerlo mañana. No lo hagas la semana que viene. Empieza de una vez. Hazlo ahora mismo.

Hay un montón de excusas para esperar. Lo sé. Pensé en muchos de ellos antes de empezar. «Se acerca un evento aleatorio y habrå dulces allí.» «Esperaré hasta después de San Valentín». «Debería terminar primero esta comida azucarada que ya tengo en el armario».

Deténgase ahí mismo. Te lo puedo decir con toda seguridad: Siempre habrå otra excusa. Sólo tienes que hacerlo y hacerlo ahora mismo. Ve a la despensa, toma tu querida caja de cereal Honey Sugar Puff Frosted Rainbow y tírala a la basura porque ya no la necesitarås. Te estå matando, después de todo. No vas a aguantar eso de una caja de cereales ahora, ¿verdad?

2. Lea la etiqueta… (En todo.)

Siempre, siempre, siempre – no importa lo seguro que pienses que es el alimento que estĂĄs comprando – lee la etiqueta. ÂżPensando en probar esa nueva salsa de la que te hablĂł tu mejor amigo por primera vez? Lea la etiqueta. La receta pide un ingrediente del que nunca has oĂ­do hablar? Lea la etiqueta. La marca que no comes normalmente estĂĄ en BOGO y Âżtienes un cupĂłn? ÂĄEso es maravilloso! Lea la etiqueta.

SĂ© que estoy siendo redundante y repitiĂ©ndome mucho aquĂ­, pero jugar a «Label Detective» es un negocio repetitivo. Hazlo hasta que seas el experto. HĂĄgalo hasta que pueda leer una etiqueta al revĂ©s, hacia atrĂĄs y con los ojos cerrados en menos de diez segundos. (Vale, eso es un poco exagerado… pero entiendes el punto.)

Lea la etiqueta.

En todo.

3. TĂłmese el tiempo para encontrar reemplazos

Escriba su lista de compras habitual, pero mantĂ©ngala a doble espacio para que pueda tomar notas entre lĂ­neas. En un dĂ­a en que tenga mucho tiempo, lleve su lista a la tienda de comestibles y, mientras compra, emplee el truco #2. Juega a «Label Detective» con tu lista. Cuando encuentre algo que usted compra regularmente que esconde mucha azĂșcar, tĂĄchelo. Explore los estantes circundantes y encuentre un reemplazo que pase la inspecciĂłn y luego escrĂ­balo debajo del artĂ­culo tachado. Una vez que haya terminado, guarde esa lista y Ășsela como referencia para futuras compras.

4. Evite los pasillos interiores completamente

Este fue uno de los mejores consejos que recibĂ­ cuando estaba luchando contra mi adicciĂłn al azĂșcar. La mayor parte de lo que adorna los estantes de los pasillos interiores de cualquier tienda de comestibles estĂĄ lleno de azĂșcar escondida y no tan escondida. Ni siquiera te dejes tentar. Compruebe el perĂ­metro e ignore el resto tanto como sea posible.

5. Recuerde: SĂłlo toma dos semanas

Me has entendido bien. Dos semanas sin azĂșcar – es decir, sin azĂșcar – y descubrirĂĄ que ya no se le antoja. Usted necesita tener esto en mente porque durante esas dos semanas, usted pasarĂĄ por todos los sĂ­ntomas del sĂ­ndrome de abstinencia. EstarĂĄs irritable. Te vas a enojar con la gente. Incluso puedes llegar a un punto en el que piensas que le pegarĂ­as a tu mejor amigo en la boca por una barra de Snickers.

Pero no hagas trampa.

Si lo haces, tu adicciĂłn se reajustarĂĄ y tendrĂĄs que empezar tus dos semanas de nuevo desde el primer dĂ­a.

6. Lleve un diario

Save (Como escritor, me someto a la posibilidad de que pueda estar un poco sesgado en este tema. Sin embargo, todavĂ­a estĂĄ en la lista.)

Cuando estoy haciendo algo que requiere mucha fuerza de voluntad (como lo hace el dejar de tomar azĂșcar), encuentro Ăștil registrar mis pensamientos con lĂĄpiz y papel. HĂĄgase un diario «Give Up Sugar» con al menos catorce pĂĄginas. InvertĂ­ la mĂ­a para poder ver lo cerca que estaba cada dĂ­a, pero usted debe hacer lo que encuentre mĂĄs Ăștil.

Trate de escribir en él por lo menos una vez al día. Cuando tenga uno difícil, escriba lo que le preocupó y cómo lo manejó. De esa manera, cuando estés luchando con el impulso de comer algo dulce, puedes mirar hacia atrås y leer cuån duro has estado luchando contra esos antojos.

7. Planificar

Sabes que sĂłlo van a pasar dos semanas hasta que esta adicciĂłn enloquecedora libere su agarre mortal sobre tu cuerpo. AsĂ­ que antes de empezar, haz un plan. Escriba cada comida que coma desde el primer dĂ­a hasta los catorce y mantĂ©ngase firme. Cuando compre comestibles (lea las etiquetas) sĂłlo compre lo que necesita para hacer las cosas de su menĂș. Ignora todo lo demĂĄs. Recuerda, eres como un alcohĂłlico en recuperaciĂłn en una tienda de conveniencia. El objeto de tu adicciĂłn estĂĄ justo ahĂ­, expuesto de forma prominente y (convenientemente) a tu alcance.

Depende de ti resistirte. Tener un plan ayudarĂĄ.

8. Conozca las señales ocultas de azĂșcar

Mientras que los fabricantes de alimentos procesados son conocidos por ocultar el azĂșcar en lugares extraños, hay un puñado de señales que casi siempre denotan su presencia.

«Bajo en grasa» / «Bajo en grasa» / «Sin grasa»

Cualquier cosa que deba tener grasa, pero de la cual se haya eliminado dicha grasa, casi siempre tiene azĂșcar añadida, generalmente en forma de jarabe de maĂ­z con alto contenido de fructosa. Por quĂ©? Porque la grasa sabe bien. Sacarlo hace que la comida sepa menos bien. Los fabricantes quieren que usted quiera comer sus productos alimenticios, asĂ­ que le agregan azĂșcar para que sepa bien de nuevo.

Ingredientes terminados en «ose» = azĂșcar.

Hay muchos de ellos y todos tienen diferentes estructuras quĂ­micas, pero todos tienen una cosa en comĂșn. Todas son palabras elegantes para «azĂșcar».

Cualquier cosa que sea 0g «por porción» es probablemente una mentira.

Si algo dice que tiene 0g de azĂșcar *por porciĂłn (o con algĂșn otro sĂ­mbolo gracioso que no sea * al lado), ÂĄcuidado! Verifique el tamaño de la porciĂłn. ÂżEs una cantidad irrazonablemente pequeña? Si es asĂ­, encontrarĂĄ azĂșcar en la lista de ingredientes. Si una porciĂłn contiene menos de cierta cantidad de azĂșcar, las compañías pueden redondear a 0. Es ruin, pero es legal.

9. Deleitarse con sus alimentos «seguros»

Cuando dejĂ© el azĂșcar, pasĂ© las primeras dos semanas poniendo salsa picante y mostaza en todo. Lo digo en serio.

ÂżFrijoles verdes? Salsa picante.

ÂżBrĂłcoli? Mostaza.

Bistec y huevos? Salsa picante y mostaza!

Adelante, dĂ©se el gusto de comer cualquier alimento sin azĂșcar que sea un «alimento reconfortante» para usted. DeberĂ­a aliviar un poco los antojos. SĂłlo hay que tener cuidado con los alimentos que contienen edulcorantes artificiales, ya que Ă©stos suelen ir acompañados de una larga lista de efectos perjudiciales para la salud. AdemĂĄs, muchos de ellos (alcoholes del azĂșcar que normalmente terminan en «OL») tienden a hacerte sentir muy, muy gaseoso. Dolorosamente. ConfĂ­a en mĂ­, no querrĂĄs experimentar esto.

Algunos de los mejores «alimentos seguros» que siempre estuvieron en mi lista fueron incluidos:

  • Cortezas de cerdo (Lo sĂ©. Ew….)
  • Frijoles verdes
  • BrĂłcoli
  • Apio con queso crema
  • Palitos de queso (Lea la etiqueta.)
  • Aceitunas (Compruebe los ingredientes si estĂĄn rellenos de algo.)
  • Almendras / Anacardos
  • Ensalada con aderezo CĂ©sar (De nuevo, etiqueta.)
  • Mostaza comĂșn
  • Salsa de Tabasco (Yum!)
  • Pickles de eneldo (NO dulce.)

Esa Ășltima fue otra de mis gracias salvadoras. ComĂ­ tantos pepinillos durante esas dos primeras semanas, que es un milagro que no me convirtiera en uno.

10. Únete a nosotros!

Es mucho mĂĄs fĂĄcil romper una adicciĂłn si tienes un compañero para dejar de fumar. Durante mi aventura para dejar de fumar tuve la suerte de que mi novio de entonces era un excelente cocinero y apoyĂł mi decisiĂłn de dejar el azĂșcar. Me ayudĂł al alejarme suavemente de los alimentos azucarados y a travĂ©s de la retroalimentaciĂłn positiva todos los dĂ­as. Honestamente, no estoy seguro de que lo hubiera hecho sin ese apoyo.

AsĂ­ que mi Ășltimo consejo es: «¥Únete a nosotros!» Encuentra un amigo, un compañero de trabajo, un pariente o incluso un completo desconocido en lĂ­nea que comparta tus ambiciones de dejar de fumar. Hable con ellos tanto como sea posible durante esas dos primeras semanas; ÂĄy recuerde mantenerlo positivo! Romper la adicciĂłn no va a ser fĂĄcil, pero si eres persistente lo conseguirĂĄs.

Guardar ÂżQuieres tomar el desafĂ­o de desintoxicaciĂłn del azĂșcar de 21 dĂ­as?

Únase a decenas de miles de personas en todo el mundo para participar en el DesafĂ­o de DesintoxicaciĂłn del AzĂșcar de 21 dĂ­as. Esta completa guĂ­a diaria lo lleva dĂ­a a dĂ­a a travĂ©s del popular Programa de DesintoxicaciĂłn de AzĂșcar de 21 DĂ­as.

Haga clic aquĂ­ para tomar el desafĂ­o de desintoxicaciĂłn de azĂșcar de 21 dĂ­as

Deja una respuesta

Tu direcciĂłn de correo electrĂłnico no serĂĄ publicada. Los campos obligatorios estĂĄn marcados con *