Las 10 mejores maneras de curar los problemas de la tiroides Naturalmente

Las 10 mejores maneras de curar los problemas de la tiroides Naturalmente

La tiroides -una peque√Īa gl√°ndula del cuello, situada justo debajo de la manzana de Ad√°n- tiene dos funciones principales que son esenciales para la salud del cuerpo humano: mantener la concentraci√≥n adecuada de iones de calcio en el torrente sangu√≠neo y regular el metabolismo, incluyendo la digesti√≥n y el procesamiento de prote√≠nas. Sabiendo esto, es f√°cil ver c√≥mo un mal funcionamiento de la gl√°ndula tiroides puede ser muy perjudicial para la salud de una persona. Desafortunadamente, la mayor√≠a de las personas que tienen hipertiroidismo (tiroides hiperactiva) o hipotiroidismo (tiroides poco activa) no se dan cuenta de que algo anda mal o han sido mal diagnosticadas debido a la similitud de los s√≠ntomas de estos trastornos con los de otras enfermedades.

Aunque nunca es aconsejable autodiagnosticar algo tan serio como un mal funcionamiento de la glándula tiroides, conocer los signos que se deben buscar podría ayudar a usted y a su médico a descubrir una enfermedad que de otro modo se pasaría por alto y a ponerlo en el camino correcto hacia la recuperación. Aquí están los síntomas principales de ambos trastornos de la tiroides:

Hipertiroidismo Рhiperactividad, cambios de humor, insomnio, cansancio crónico, debilidad muscular, sensibilidad al calor, pérdida de peso inexplicable, pérdida de interés en el sexo

Hipotiroidismo Рaumento de peso inesperado, cansancio, depresión, sensibilidad al frío, piel y cabello secos, dolores musculares.

Si usted marcó la mayoría de los síntomas en cualquiera de las dos listas, piense en las posibles causas del mal funcionamiento de la tiroides para ver si alguna de ellas se aplica a usted, incluyendo: exposición a la radiación, como por ejemplo con rayos X, acumulación de metales pesados en el cuerpo, deficiencia de yodo o selenio, alergias a los alimentos o intolerancia al gluten y a la caseína A1, consumo excesivo de carbohidratos, e insuficiencia de grasas saludables en la dieta. Además, alrededor del 90% de los casos de hipotiroidismo están relacionados con el trastorno autoinmune de la enfermedad de Hashimoto.

Como se dijo anteriormente, nunca debe autodiagnosticar un trastorno de la tiroides. Su médico puede realizar pruebas de sangre para determinar si realmente tiene o no hipo o hipertiroidismo. Sin embargo, si su médico concluye que su tiroides está funcionando mal, hay algunos pasos que usted puede discutir con él o ella para sanar naturalmente su tiroides.

1. Evite el Gluten y A1 Caseína

El gluten, las prote√≠nas similares al pegamento que se encuentran en muchos alimentos con almid√≥n como el pan, la avena y la pasta, son a menudo responsables de las alergias alimentarias y de la disminuci√≥n de la salud intestinal. A1 La case√≠na, una cadena de prote√≠na mutada que se encuentra en la mayor√≠a de la leche de vaca y los productos l√°cteos comerciales, es una bioqu√≠mica perjudicial que se sabe que causa trastornos autoinmunes, disfunci√≥n gastrointestinal y da√Īo a los √≥rganos. Ambas prote√≠nas pueden llevar a un mal funcionamiento de la tiroides, as√≠ que si usted piensa que puede tener hipo o hipertiroidismo, evite los alimentos con alto contenido de gluten y siga con los productos l√°cteos como la crema y la mantequilla alimentada con pasto que contienen poca o ninguna case√≠na A1.

2. Revise su yodo

La deficiencia de yodo es otro problema que est√° en aumento, debido en gran parte a la mala reputaci√≥n que le hemos dado a la sal de mesa (a la que a menudo se le agrega yodo). Lo que muchas personas no se dan cuenta es que el yodo es un componente necesario para el metabolismo que regula las hormonas producidas por la gl√°ndula tiroides y que la mayor√≠a de los alimentos que comemos no tienen la suficiente cantidad de yodo para mantenernos saludables. Usted puede realizar una prueba de yodo en el hogar para ver si tiene una deficiencia. O para una confirmaci√≥n m√°s definitiva, p√≠dale a su m√©dico que revise su nivel de yodo. Si usted encuentra que su cuerpo carece de este nutriente vital, trate de agregar alimentos como algas marinas y peces de agua fr√≠a (bacalao, at√ļn, etc.) a su dieta. Tambi√©n hay suplementos de yodo disponibles que usted puede tomar para corregir el problema.

3. Desintoxicación de metales pesados

La mayoría de las personas están expuestas a más metales pesados en el día a día de lo que pensamos. Estos metales (mercurio, aluminio, arsénico, cadmio y plomo, por nombrar sólo algunos) se acumulan en nuestros huesos, tejidos blandos como las células grasas e incluso en el sistema nervioso; y pueden ser altamente tóxicos si no se controlan. El envenenamiento por metales pesados tiene una larga lista de posibles síntomas, incluyendo pero no limitado al desarrollo de alergias alimenticias, trastornos neurológicos, mala circulación, fatiga, mal funcionamiento digestivo, insomnio, dolor muscular inexplicable o espasmos, enfermedades de la piel como eczema, dolores de cabeza frecuentes, debilitamiento del sistema inmunológico y trastornos autoinmunes que pueden causar hipotiroidismo. Su médico le puede hacer una prueba para determinar si usted tiene una sobreabundancia de metales pesados en su cuerpo. Mientras tanto, si usted cree que necesita desintoxicar su cuerpo, incluya semillas de chía, huevos, nueces de Brasil, cilantro, alliums (cebollas, ajo, etc.) y clorela en su dieta. Estos alimentos contienen compuestos bioquímicos que se unen a los metales pesados y permiten que su cuerpo los elimine naturalmente a través de la orina, el sudor y las deposiciones. Alternativamente, usted puede usar carbón activado para purgar los metales pesados tóxicos de su cuerpo.

4. Sube tu selenio

El selenio es un micronutriente y antioxidante contenido en alimentos como mariscos, peces de agua fr√≠a, nueces y semillas. Mientras que la ingesta diaria recomendada de este mineral esencial es de s√≥lo 70 microgramos y la deficiencia extrema de selenio es rara, no se desconocen casos menores a moderados. Con el tiempo, la deficiencia de selenio puede llevar a la enfermedad de Hashimoto, que hace que el sistema inmunitario ataque la tiroides. Los signos que se deben buscar incluyen dolor muscular y articular inexplicable, cabello muy seco o quebradizo y una abundancia de manchas blancas en las u√Īas de las manos. Si usted piensa que no est√° recibiendo suficiente selenio en su dieta, p√≠dale a su m√©dico que le haga una prueba para el mineral antes de tratar de autocorregir el problema, ya que consumir demasiado selenio, especialmente de suplementos, tambi√©n puede causar problemas de salud mayores.

5. Tome Adaptogens

Hierbas como el Panax Ginseng, Ashwagandha, Albahaca Santa y Rhodiola Rosea – conocidas colectivamente como adapt√≥genos – apoyan las gl√°ndulas suprarrenales que trabajan mano a mano con la tiroides. Cuando sus suprarrenales no funcionan correctamente, su cuerpo pierde la capacidad de lidiar adecuadamente con el estr√©s. La sobreabundancia de cortisol resultante, a menudo conocida como la «hormona del estr√©s», puede conducir a problemas de tiroides, as√≠ como a un aumento de peso inexplicable (especialmente alrededor de la mitad de la secci√≥n), incapacidad para perder peso y fatiga cr√≥nica.

Como siempre, se recomienda consultar primero con un profesional médico antes de comenzar cualquier suplemento herbario. Además, las mujeres embarazadas y lactantes generalmente deben evitar tomar hierbas, especialmente aquellas que afectan el sistema endocrino.

6. Recorte de az√ļcares simples

Hay muchas razones para dejar de comer az√ļcar y la salud de la tiroides es definitivamente una de ellas. Si usted tiene s√≠ntomas de trastorno de la tiroides, revise su ingesta diaria de az√ļcar. Cada d√≠a, la persona promedio en los Estados Unidos consume m√°s de 20 cucharaditas de az√ļcar a√Īadida – los az√ļcares no naturales como el jarabe de ma√≠z de alta fructosa que los fabricantes de alimentos a√Īaden a sus productos para que tengan un buen sabor. En el Reino Unido, la ingesta diaria es de m√°s de 30 cucharaditas o unos 125 gramos. Para los adultos, 6 cucharaditas / 25 gramos por d√≠a es la cantidad m√°xima de az√ļcar recomendada por la American Heart Association.

Por supuesto, no todos los az√ļcares son iguales; y los que est√°n naturalmente presentes en las frutas y verduras son mucho menos perjudiciales para la salud de su tiroides que la basura procesada qu√≠micamente que se esconde en la mayor√≠a de los alimentos procesados. Aprenda m√°s sobre los diferentes tipos, as√≠ como lo que el az√ļcar le est√° haciendo a su cuerpo en este art√≠culo.

Mientras tanto, si usted piensa que puede tener o sabe por un hecho que usted tiene un problema de tiroides, aqu√≠ hay 10 trucos para ayudarle a dejar el az√ļcar que le ayudar√° a curarlo.

7. Practique buenos h√°bitos alimenticios

Evite las monta√Īas rusas o las dietas de moda que ejercen presi√≥n sobre el metabolismo. Si usted es del tipo ocupado al que le gusta comer mientras viaja, trate de ir m√°s despacio mientras come. Su comida se digiere m√°s eficientemente y su cuerpo no tendr√° que trabajar tan duro para obtener nutrientes de los alimentos que usted come. Adem√°s, preste atenci√≥n a los tipos de alimentos que consume. Tome buenas decisiones para mantener su nivel de az√ļcar en la sangre estable, como por ejemplo, incluir prote√≠nas en cada comida. Tambi√©n, haga su mejor esfuerzo para comer una variedad de alimentos saludables que cubran todo el espectro de vitaminas y minerales que su cuerpo necesita para mantener una salud √≥ptima.

8. Reducir la exposición a la radiación

Debido a que muchos tipos de radiaci√≥n pueden causar y exasperar los trastornos de la tiroides, haga todo lo que pueda para minimizar su exposici√≥n. Trate de reducir el uso de aparatos electr√≥nicos como tabletas, dispositivos GPS y tel√©fonos celulares. Si tiene que someterse a una radiograf√≠a, solicite un collar para proteger su tiroides durante el procedimiento. Adem√°s, est√© atento a lo que le rodea.¬† Evite pasar demasiado tiempo en las cercan√≠as de las principales l√≠neas el√©ctricas y torres de telefon√≠a celular.¬† En lugar de dejarse caer frente a un televisor o una computadora despu√©s de un duro d√≠a de trabajo, considere alg√ļn otro comportamiento relajante como el yoga, la meditaci√≥n o la lectura de un buen libro.

9. Coma alimentos probióticos

Un intestino sano puede contribuir en gran medida a la curación de trastornos autoinmunes. Debido a que el hipotiroidismo con frecuencia está asociado con la enfermedad de Hashimoto, usted querrá hacer todo lo posible para mejorar el ambiente en su tracto gastrointestinal. Los alimentos probióticos como el yogur, el chucrut, el tempeh y el vinagre de sidra de manzana promueven la salud de las bacterias intestinales y pueden ayudar a sanar su tiroides. (Estos alimentos también son excelentes para mejorar el metabolismo, los niveles de energía y, sobre todo, la salud.)

Lecturas adicionales: 12 alimentos probióticos para una mejor salud intestinal

10. Consuma m√°s grasas saludables

Las definiciones de «grasa buena» y «grasa mala» han cambiado dr√°sticamente en los √ļltimos a√Īos. Lo que antes consider√°bamos los peores alimentos – mantequilla, crema y casi todas las grasas saturadas – ahora sabemos que no son malos, sino incomprendidos. Al mismo tiempo, las grasas insaturadas como el aceite vegetal y la margarina, que alguna vez fueron veneradas como «buenas para usted» y promovidas a «bajar el colesterol», son ahora conocidas por ser la causa de todo tipo de problemas de salud graves e incluso mortales. (Katie, la «Wellness Mama» profundiza en este tema con apasionados detalles! Tambi√©n puedes obtener un informe a√ļn m√°s detallado de nuestros amigos de la Universidad de Harvard.)

La versi√≥n corta y lo que realmente necesitas saber es que nuestros cuerpos usan grasas – idealmente las que obtenemos de fuentes naturales como la carne, los l√°cteos y las nueces, as√≠ como de frutas como los cocos, las aceitunas y los aguacates – y las convierten en hormonas. Cuando consumimos las grasas equivocadas, nuestros √≥rganos se ven obligados a fabricar estas mismas hormonas con las herramientas inadecuadas – piense en un agujero redondo, una clavija cuadrada. Los resultados son hormonas mutadas que env√≠an a nuestros cuerpos en una loca monta√Īa rusa de cambios de humor, trastornos metab√≥licos, disfunciones inmunol√≥gicas, problemas digestivos y fallos del sistema reproductivo. Dicho esto, si usted cree que puede tener un trastorno de la tiroides o si simplemente quiere ser m√°s saludable y feliz en general, tire esa jarra de petr√≥leo a presi√≥n disfrazada de «aceite vegetal» y cambie a grasas naturales sanas y deliciosas.

(Incluso si usted ha pasado por alto todos los otros enlaces hasta este punto, aseg√ļrese de leer mi relato detallado de por qu√© el aceite de coco es tan rid√≠culamente bueno para usted y aprender por qu√© esta «buena grasa» en particular es un elemento b√°sico de la cocina – y c√≥mo incluso puede ayudarle a perder peso!)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *